Emprender es evolucionar

Me enciendo ante la mediocridad. Cada vez más. Ante la mediocridad de ideas, de espíritu, de objetivos, ante la resignación de lo establecido por las diferentes circunstancias de la vida. Me rindo ante los creadores y su creatividad.

Voy más allá del discurso fácil y solidario, tenemos una sola vida y, aunque me gustaría creer lo contrario, sé que estoy aquí para dignificar mi existencia, no me creo a los apologistas de lo irremediable, me gusta pensar que mi trayecto es mío y solo mío.

Me considero emprendedor, creativo, con incluso demasiadas aficiones inculcadas desde diversos ámbitos, el reto de ir un paso más allá es un requisito imprescindible para ser quien soy. Si fuera un humilde pasajero aún estaría pasando archivos en la Generalitat de Catalunya, lugar de inquietudes varias, en vez de eso huí como alma el diablo para empezar hace doce años una aventura en el incipiente mundo de Internet de dudoso éxito.

Internet me ha dado mi percepción actual de innovación y equilibrio emocional, y más cuando desde hace más de un año vuelo en solitario para intentar dejar una pequeña huella de mi paso. La motivación, ambición personal, puede tener muchos frentes, uno laboral y otro marcado por tus propias vivencias.

La muerte de mi hermano hace cuatro años cambió completamente mi percepción de como debo leer mi diario, no hay un mañana, solo un hoy que desperdiciamos impunemente gracias a una alineación que no deja avanzar, así veo a la mayoría de la gente, resignada ante la situación que vive y eso, ahora, me produce tal rechazo que aparto a los intrusos de la evolución.

No he tenido suerte en el terreno personal, nadie puede presumir de vivir en una constante felicidad, pero me enorgullezco de haber parido y criado unos cuantos hijos virtuales que, muchos de ellos, ya vuelan solos. Me siento muy satisfecho con Tot Nuvis, un portal que pretende dar la máxima información para los novios en Catalunya, de Restaurantes Selectos, el más joven, y Futbol Barcelona, una web que esconde un interés personal y profesional.

Y Alpha Disseny es mi proyecto. No puedo pensar en que las crisis económicas, familiares o las que sean puedan ensombrecer mi lucha por un día más en el paraíso de mi pasión, la de crear y crear, las ideas son muy difíciles de conquistar y casi menos que ejecutar, y aún quiero ir un poco más allá con nuevos proyectos que puedan aparecer en el horizonte de mis posibilidades.

Quién me conoce sabe que me muevo en el límite tanto económico como influencial pero no por eso hay que reducir la velocidad, no voy a renunciar a la única personalidad que tengo, la mía.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail