La Pirámide del éxito

Todo esfuerzo requiere disciplina, toda meta un objetivo claro, y para llegar a un punto de satisfacción personal hay que elaborar un plan mental que hay que seguir a rajatabla. Quién más quien menos sigue un ideario, una fórmula ya inventada que puede ser de utilidad para tus propósitos.

John Wooden fue un genio como entrenador de la Universidad de UCLA durante 27 temporadas, anteriormente había sido importante como jugador y entrenador en otras High School y Universidades pero fue en Los Angeles donde desempeñó la carrera más exitosa que se recuerda.
En UCLA impuso una filosofía de trabajo, un programa de desarrollo personal cuya finalidad era llegar al éxito en cualquier ámbito que uno se propusiera. Evidentemente la principal era la deportiva, su trabajo era llevar a esa Universidad a lo más alto del basket colegial, y a fe que lo consiguió al lograr 10 títulos de la NCAA.

El método de Wooden era muy particular, se basaba en la llamada pirámide del éxito, una serie de principios y objetivos que se alineaban para llegar a lo más alto de la cima, el triunfo final.

Aplicando estos objetivos a la vida cotidiana y profesional, sin duda son altamente válidos, dentro de unos valores éticos hay que encontrar el equilibrio con la ambición personal y los logros a un precio determinado. Hay que entender que cada persona tiene prioridades distintas y diferentes conceptos de una misma situación. La misma palabra éxito puede tener diferentes significados y allá cada cual en cómo lo consigue pero los conceptos ideados por Wooden son actuales en la dinámica generada por la situación actual.

Personalmente no creo en logros artificiales, uno ha de disfrutar de cada día, en su propia actividad. Eso ya es un éxito porque muy pocos lo consiguen, levantarse cada mañana con ganas de que empiece el día, con ilusión para que no acabe y abrir nuevas expectativas para el siguiente es todo un lujo, pocos están capacitados para hacerlo. Y muchos de ellos no saben cómo hacerlo.
El principal éxito es tener control de tu vida, llevarla a donde quieras con sus éxitos y fracasos pero sin dar concesiones, o las menos posibles, con objetivos siempre a la vista y actuando como esponjas en todo lo que nos rodea. Observadores y activistas, creo en la base de la superación personal para vivir en plenitud no siempre ligada a un éxito económico.

John Wooden enseñó el camino de la madurez a muchos chicos que empezaban sus vidas en una Universidad que centró su programa en la formación, y allí se forjaron como personas. Las enseñanzas de sabios han de servirnos como fruto de inspiración para los que intentamos superarnos día a día, yo lo intento cada día y espero no claudicar en el futuro, en realidad no me preocupa, porque uno sabe cómo y en qué se convertirá su próximo paso, aunque solo esté en tu imaginación… o en la pirámide del éxito.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Emprender es evolucionar

Me enciendo ante la mediocridad. Cada vez más. Ante la mediocridad de ideas, de espíritu, de objetivos, ante la resignación de lo establecido por las diferentes circunstancias de la vida. Me rindo ante los creadores y su creatividad.

Voy más allá del discurso fácil y solidario, tenemos una sola vida y, aunque me gustaría creer lo contrario, sé que estoy aquí para dignificar mi existencia, no me creo a los apologistas de lo irremediable, me gusta pensar que mi trayecto es mío y solo mío.

Me considero emprendedor, creativo, con incluso demasiadas aficiones inculcadas desde diversos ámbitos, el reto de ir un paso más allá es un requisito imprescindible para ser quien soy. Si fuera un humilde pasajero aún estaría pasando archivos en la Generalitat de Catalunya, lugar de inquietudes varias, en vez de eso huí como alma el diablo para empezar hace doce años una aventura en el incipiente mundo de Internet de dudoso éxito.

Internet me ha dado mi percepción actual de innovación y equilibrio emocional, y más cuando desde hace más de un año vuelo en solitario para intentar dejar una pequeña huella de mi paso. La motivación, ambición personal, puede tener muchos frentes, uno laboral y otro marcado por tus propias vivencias.

La muerte de mi hermano hace cuatro años cambió completamente mi percepción de como debo leer mi diario, no hay un mañana, solo un hoy que desperdiciamos impunemente gracias a una alineación que no deja avanzar, así veo a la mayoría de la gente, resignada ante la situación que vive y eso, ahora, me produce tal rechazo que aparto a los intrusos de la evolución.

No he tenido suerte en el terreno personal, nadie puede presumir de vivir en una constante felicidad, pero me enorgullezco de haber parido y criado unos cuantos hijos virtuales que, muchos de ellos, ya vuelan solos. Me siento muy satisfecho con Tot Nuvis, un portal que pretende dar la máxima información para los novios en Catalunya, de Restaurantes Selectos, el más joven, y Futbol Barcelona, una web que esconde un interés personal y profesional.

Y Alpha Disseny es mi proyecto. No puedo pensar en que las crisis económicas, familiares o las que sean puedan ensombrecer mi lucha por un día más en el paraíso de mi pasión, la de crear y crear, las ideas son muy difíciles de conquistar y casi menos que ejecutar, y aún quiero ir un poco más allá con nuevos proyectos que puedan aparecer en el horizonte de mis posibilidades.

Quién me conoce sabe que me muevo en el límite tanto económico como influencial pero no por eso hay que reducir la velocidad, no voy a renunciar a la única personalidad que tengo, la mía.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

El olvido trágico…

Tiempos convulsos. Un terremoto en Japón ha desolado una parte importante del país y nos hunde en la razón de que nada ni nadie es infalible, ni los más avanzados, nadie. Una tragedia que nadie sabe su alcance ni consecuencias futuras, la fragilidad de toda una sociedad, la nuestra, cuando la misma vida nos pone a prueba.
En Líbia todo y mucho, lejos de perecer parece que resurge, el drama humano altera y masacra el día a día de muchos civiles que ven impotentes como todo tarda años en construirse y unos pocos segundos en acabarse. Los totalitarismos en paises árabes van cayendo, cada uno a su manera, pero lo que está sucediendo en ese país será una carga para cualquier ser humano, sea de donde sea.
Lo sé, sucederá como en los Balcanes, está sucediendo, el masacre de etnias, civiles inocentes e invisibles para el resto del mundo. Ya no nos acordamos de la tragedia de la extinta Yugoslavia, y no aprendemos de nuestros errores. Van a dejar que suceda lo mismo? los países no se ponen de acuerdo en como detener este genocidio, igual sucedió en Croacia, en Bosnia, Serbia… los líderes mundiales permiten que la matanza siga y siga, no actúan por miedo a perder intereses políticos y económicos.
Líbia es hoy Yugoslavia, y nadie se acuerda de una guerra que fue tan cruenta como imposible, un baño de lágrimas y sangre que se repite ante la pasividad del mundo entero.
Japón vive un momento trágico provocado por una naturaleza que nos dice que nunca la subestimemos, Líbia por unos ingentes armados sin un mínimo de dignidad. En lo primero, poco podemos hacer pero en lo segundo sí.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail